Financia: sepad Dirección General de Políticas Sociales e Infancia y Familias
logo_CEAFA  AYTO-LLERENA   dip-badajoz
sexpe-servicio-empleo-extremadura
Fundación CB
Ibercaja

 

Colaboran:


Radio

 

NUESTROS SOCIOS INSTITUCIONALES
Socio institucional, es la persona jurídica o empresa pública o privada, que colabora con Afenad. Esta figura se instauró en nuestra asociación, en 2.012
AYUNTAMIENTOS: sepad sepad Ahillones Maguilla Villagarcia de la Torre Higuera de Llerena EMPRESAS: Clinica dental Bouchard
Bodegas Cortés
Tractores Llerena
Estación de Servicio PETROCOR

Enfermedad de Alzheimer.

            Es una enfermedad neurodegenerativa y el tipo de demencia más frecuente en población anciana. El proceso suele empezar con pérdida de memoria e incapacidad para retener información nueva. El paciente repite las mismas cosas y no reconoce sus fallos. Después se afectan otras facultades (lenguaje, razonamiento, orientación,…). De forma paralela, el enfermo va perdiendo autonomía; así, en una primera etapa, la persona necesita supervisión para actividades complejas. Con la progresión de la enfermedad, precisará ayuda directa para las actividades más básicas de la vida diaria.

            Además la mayoría de los enfermos puede presentar síntomas neuropsiquiátricos, como indiferencia, pérdida del control de las emociones, depresión o cambios en el apetito. Al progresar la enfermedad pueden aparecer alucinaciones, ideas delirantes, agitación y movimientos sin objetivo, como la deambulación errática.

            La causa de la enfermedad de Alzheimer no es conocida en la actualidad, no obstante, se sabe que en el cerebro de los pacientes con Alzheimer se observan depósitos anormales de proteínas (beta amiloide ) que alteran el funcionamiento neuronal, lo que conduce a la muerte de las neuronas afectadas. Las lesiones se concentran inicialmente en regiones cerebrales esenciales para la memoria y se van extendiendo de forma progresiva por la corteza cerebral afectando a áreas que controlan otras funciones.

            Existen casos, poco frecuentes, en los que la enfermedad es hereditaria y puede afectar a pacientes menores de 60 años, en los que se han encontrado mutaciones genéticas que causan la enfermedad.

Tomó este nombre del doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán (1864-1915)

 Síntomas.

             Las manifestaciones clínicas de las demencias en general, y de la enfermedad de alzheimer en particular se agrupan en dos conjuntos de síntomas: cognitivos y conductuales y/o psicológicos.

1-  Alteraciones cognitivas.

           Memoria: La afectación de ésta, se denomina amnesia. Suele tratarse del síntoma cognitivo que se afecta más precozmente, abarcando a los diferentes componentes de  la memoria: reciente, remota, etc.; con dificultad para el aprendizaje de nueva información.

Atención: La alteración del proceso de atención se conoce como aprosexia. La  indemnidad de este proceso resulta clave para el normal funcionamiento de la esfera cognitiva de cualquier sujeto. En los dementes, la merma en el proceso de atención conlleva a la falta de concentración ante diferentes tareas, así como a la fácil distracción a la que se ven expuestos estos sujetos.

Lenguaje: su afectación se denomina afasia.  xej, le cuesta encontrar el  nombre de las cosas, esto hace que la expresión y la conversación sea pobre, que interrumpan las frases y las dejen a medio terminar. La compresión también puede verse afectada, así como la lectura y la escritura.

Función ejecutiva: Dificultades en el razonamiento abstracto y en la solución de problemas, planificación y secuenciación, juicio…

Agnosia: Incapacidad o dificultad para el reconocimiento de objetos, a pesar de que la función sensorial está intacta: Xej, la persona puede tener una agudeza visual normal, pero ha perdido la capacidad para reconocer un objeto, un color, o una cara.

Apraxia:. Deterioro de la capacidad de ejecución de actividades motoras (a pesar de que las capacidades motoras están intactas, es decir, que no hay ningún problema físico que justifique que no puede hacer el movimiento). Xej. Para usar objetos cotidianos como un cepillo para peinarse, o realizar un gesto simbólico como decir adiós con la mano.

 2- Síntomas conductuales y psicológicos de las demencias.

             Son síntomas complejos, de etiología multifactorial, influenciados por la personalidad previa y el medio ambiente. Existe una alta variabilidad en su forma de presentación y fase de la demencia en la que aparecen.

– Problemas derivados de la pérdida de memoria: pérdida de objetos, esconder objetos para evitar que se los quiten, repetición de actos, conversaciones y preguntas.

– Depresión: suele aparecen en fases iniciales de la enfermedad. Se caracteriza por tristeza, episodios de llanto, sentimientos de culpa e inutilidad, pérdida de la capacidad para disfrutar de las cosas…

– Apatía: ausencia o pérdida del sentimiento, emociones o interés por el entorno. Se manifiesta como pérdida total de iniciativa, nada de lo que ocurre a su alrededor llamará su atención, no le afectan las desgracias ni celebraciones de quienes lo rodean.

– Delirios: son trastornos del pensamiento en los que se expresa una idea o realidad errónea o imposible, que mantienen con total convencimiento (por ej. Creer que alguien le está robando).

– Alucinaciones: son percepciones sensoriales (visuales, auditivas, olfatorias…) en ausencia de un objeto o estímulo externo, por ej. Ver a un niño jugando y no hay nadie.

– Agitación y agresividad: la agitación es un estado importante de ansiedad, de tensión, que se manifiesta a través de una gran cantidad de movimientos y conductas molestas: se manifiesta ansiosa, hiperactiva, colérica, grita y discute. Si se mantiene en el tiempo pude desencadenar un episodio de agresividad, verbal o física.

– Deambulación errática: caminan sin objetivo aparente y sin rumbo fijo, parece como si buscaran algo o a alguien. Constituye una fuente de riesgo de caídas y accidentes.

– Desinhibición: habla con desconocidos como si los conociera, dice cosas inconvenientes, puede desvestirse delante de otras personas, masturbarse en público, utilizar palabras malsonantes que antes no utilizaba, tener conductas sexuales inapropiadas…

– Trastornos del apetito: puede ir desde la anorexia hasta una bulimia compulsiva.

– Trastornos del sueño: despertar precoz, dificultad para conciliar y mantener el sueño, inversión de la pauta de sueño.

 Fases de la Demencia-Alzheimer

           Conocemos el perfil evolutivo característico de la demencia, pero con frecuencia nos encontramos con una gran variabilidad en su forma de presentación.

            Es importante entender que el Alzheimer no afecta a todas las personas de la misma manera, y que los síntomas varían en gravedad (es decir, en la intensidad con la que se presentan) y en la cronología (o el momento en el que aparecen). Es de esperar, además, que los  síntomas fluctúen o cambien, incluso dentro de un mismo día, y que se superpongan.    Teniendo esto en cuenta, nos vamos a encontrar con algunas personas que experimentarán mucho síntomas, y otras, solo algunos de ellos. Además la repercusión en cada persona, también va a ser diferente, dependiendo de su forma de vivir hasta ese momento, de su personalidad, de su condición física, y de la situación social de la que parte el enfermo. Todas estas variables van a influir.

      Entonces más que los síntomas en concreto de cada fase, nos interesa conocer el progreso general de la enfermedad, y eso si es bastante predecible.En este sentido, los síntomas se relacionan con un deterioro progresivo de las capacidades cognitivas y funcionales de la persona a lo largo de los años. Y esta es la idea general: un deterior progresivo. Por término medio, los enfermos de Alzheimer tienen una expectativa de vida de entre 8 y 10 años desde el diagnóstico, pero esta enfermedad también puede prolongarse por más de 20 años.

         Una de las escalas evolutivas más utilizadas es la GDS o Escala de deterioro global, que abarca desde la normalidad de una persona, equivalente a una puntuación de 1, hasta la fase más avanzada de la demencia, que sería una puntuación de 7. Es decir, la GDS ( o Escala de Deterioro Global), comprende un total de 7 etapas.

            Sin embargo está más generalizado, y para que todos nos entendamos, hablar de tres etapas en la evolución de la enfermedad, que serian leve, moderada y avanzada o grave.

 1- Enfermedad de Alzheimer Leve

En la primera etapa, la demencia leve,  la persona presenta dificultades o déficit claros en tareas complejas, como el control de los asuntos económicos, la planificación de una comida (si tenemos invitados en casa), en la capacidad para viajar.

  • Aparecen olvidos, de hechos cotidianos o recientes.
  • Pueden presentar algún déficit en el recuerdo de su propia historia personal.
  • Tienen problemas ligeros de concentración.

Con frecuencia en esta primera etapa, no suele haber problemas en:

  • Orientación en tiempo y persona.
  • Tampoco hay problemas en el reconocimiento de personas y caras familiares.
  • En la capacidad para desplazarse a lugares conocidos.

 Por otro lado,

  • La emoción se aplana, y la persona se retrae ante situaciones de mayor exigencia, o situaciones novedosas, parece confusa,
  • La negación es el principal mecanismo de defensa.

2- Enfermedad de Alzheimer Moderada.

En la segunda etapa, en la demencia moderada, la persona afectada (y a diferencia de la primera etapa) ya no puede pasar sin algún tipo de ayuda o asistencia.

  • Va a necesitar ayuda, por ejemplo, para escoger la ropa adecuada, para vestirse o asearse.
  • Es incapaz de recordar detalles importantes de su vida actual, por ejemplo su dirección o número de tlf, los nombre de parientes cercanos,…
  • Generalmente en esta etapa moderada, ya no es consciente de su entorno, ni en el tiempo ni en el espacio, ni en experiencias personales recientes.
  • Puede presentar episodios de incontinencia.
  • Se acentúan los cambios emocionales y de la personalidad, y las alteraciones del comportamiento:

– Pueden presentar delirios, por ejemplo, acusar al marido de que es un impostor, o de que le quieren robar.

–  Síntomas obsesivo, como repetir continuamente una misma actividad

–  Síntomas de ansiedad, agitación o agresividad, que no habían existido antes.

  Síntomas depresivos, apatía, falta de interés.

  • Ritmo diurno está también frecuentemente alterado.

 3- Enfermedad de Alzheimer Grave.

Pérdida del habla y de la capacidad motora.

  • En el curso de esta etapa se perderán todas las habilidades verbales. Al principio verbalizará frases muy cortas, después solo algunas palabras sueltas, y al final de la fases ya no habrá lenguaje, solo algunos gemidos, lamentos y gruñidos.
  • Incontinencia urinaria y fecal (perderá el control de la vejiga y el intestino).
  • Necesidad de asistencia completa en la higiene personal y alimentación (presentará problemas en la deglución)
  • Pérdida de funciones psicomotoras, como la deambulación, sentarse y levantarse sin ayuda, sonreir, perdiendo incluso la capacidad para mantener la cabeza erguida.

            Además de proporcionar una información realista y veraz sobre las diferentes etapas en la enfermedad de alzheimer, es necesario hacer hincapié en la individualización de cada caso, ya que cada persona es única, tanto en lo que respecta a la sintomatología que se presenta en cada fase, como en el tiempo que una persona va a permanecer en una determinada fase.