FINANCIA: sepad
Subvencionado por la Junta de Extremadura con cargo a la asignación tributaria del I.R.P.F

Subvencionado por la Junta de Extremadura con cargo a la asignación tributaria del I.R.P.F. Por solidaridad otros fines de interés social.



logo_CEAFA
logo_CEAFA  AYTO-LLERENA   dip-badajoz
sexpe-servicio-empleo-extremadura
FUNDACIÓN-SANTANDER
Fundación CB
Ibercaja

 

Colaboran:


Radio

 

NUESTROS SOCIOS INSTITUCIONALES
Socio institucional, es la persona jurídica o empresa pública o privada, que colabora con Afenad. Esta figura se instauró en nuestra asociación, en 2.012 AYUNTAMIENTOS: sepad sepad Ahillones Maguilla Villagarcia de la Torre Higuera de Llerena EMPRESAS: Clinica dental Bouchard Bodegas Cortés Tractores Llerena
Estación de Servicio PETROCOR
CAFÉ BAR SAN ANTÓN
RAFAEL CANDALIJA - CARNICERÍA
NEUMATICOS ANCLA
JAMÓN Y SALUD

Puedes sacar mucho más partido a tu cerebro. Según los alimentos que tomes podrás favorecer la memoria, la concentración y hasta el estado de ánimo. Te contamos cuáles son:

Frutas, verduras y hortalizas. Sobre todo aquellas ricas en vitaminas del grupo B (que intervienen en la formación de neurotransmisores) y en vitamina C (por sus propiedades antioxidantes): frutas del bosque, plátanos, tomates, espinacas, brócoli, zanahorias…

Las verduras también son un gran aporte de magnesio, básico para el funcionamiento del sistema de comunicación de las células nerviosas en nuestro cerebro.

Cereales y legumbres. La glucosa, que se obtiene principalmente de los hidratos de carbono de cereales y legumbres, pero también de frutas y verduras, proporciona energía al cerebro, que consume el 20% de toda la que el organismo extrae de los alimentos.

Frutos secos. Son fuente de energía y ricos en fósforo (entre otras cosas, imprescindible para la asimilación de las vitaminas del grupo B), en magnesio y también contienen grasas saludables (sobre todo, ácidos omega-3 y omega-6, que ayudan al buen funcionamiento neuronal).

Pescado y mariscos. Por su alto contenido en grasas saludables, fósforo y vitamina D, que ayuda a la función cognitiva. Además, el marisco es rico en zinc, un mineral que también está presente en las legumbres, la carne y los frutos secos, y que agiliza la comunicación de las neuronas entre sí.

Lácteos. Por su alto contenido en calcio, un nutriente que cumple un papel muy importante en determinadas funciones del cerebro, como el aprendizaje y la memoria, así como en la supervivencia de las neuronas.

Fuente: eleconomista.es